El joven cangrejo y su madre

“¿Por qué razón caminas así de lado?», dijo una madre cangrejo a su hijo. «Deberías caminar siempre de frente y con los dedos de los pies hacia fuera».

«Enséñame a caminar, madre querida», respondió el pequeño Cangrejo obedientemente, «quiero aprender».

Así que la vieja Cangrejo intentó y trató de caminar en línea recta hacia delante. Pero sólo podía caminar de lado, como su hijo. Y cuando quiso girar los dedos de los pies hacia fuera, tropezó y se cayó de narices.

image_pdfDownloadimage_printPrint